5 segundos tarde...


Durante el examen
Vamos, cerebro, funciona!
Los gatos hacen que el mundo gire
5 segundos después del examen
La inercia es una propiedad de la materia. El momento de inercia...
¡Te odio!

Vía IFLS fb


Qué tendrá el tres

Esto lo escribí hace días desde tierras lejanas que hoy no piso. Creí que mi renqueante ordenador se había tragado mis palabras como quien engulle una buena ración de patatas bravas, pero parece que no fue definitivo así que lo voy a lanzar, aunque solo sea como un tardío homenaje a alguien que se merece todo lo bueno que le pueda llegar.
 
A alguien le ha caído hoy un número nuevo. Un día más que ayer, un año más que el año pasado, pero parece que el tres hace pupita. Lo gracioso del caso es que es la pequeña y que la peque se haga mayor nos recuerda a los demás que el tiempo no nos deja atrás, más bien nos arrastra.
 
Hoy es uno de esos días en que estar lejos se hace durillo. Es entre semana y dudo que haya oportunidad de paella, pero es verano y seguro que encuentran la manera de poner en el mismo punto del mapa a las tres generaciones del núcleo duro y bastantes elementos de los que caen en ese rango de consanguinidad que une sin necesidad de atar y, de nuevo, Martita no estará.
 
Anyway, today is about her. La peque se nos hace mayor. No es un momento fácil en España ni para ser joven ni para hacerse mayor. Mira que ella se lo curró, eh, sacó buenas notas en el instituto, entró en una buena universidad, se sacó la carrera bien y, cuando el mercado laboral se le cerró en banda (para los licenciados la crisis empezó mucho antes de 2008), no dudó (demasiado) en hacer el petate y marchar a tierras de bretones. Seis meses se convirtieron en casi tres años y después de decenas de mataderos, miles de millas y vaya usted a saber cuántos pollos, se volvió, para delicia de mi madre y de alguno que aún no sabía la suerte que iba a tener.
 
Desde entonces sigue, con buen talante y una buena dosis de carácter, surfeando la naturaleza intermitente de su vida profesional. Le ha sacado jugo: aparte de las visitas a esta hermana nómada que tiene he perdido la cuenta de cuántos sitios ha visitado. Habrá quién se quede con eso y piense que es fácil llegar a los treinta llevando una vida de eterno adolescente. Lo reduccionista de semejante opinión da bastante penita y si me pusiera a rebatirla esto iba a acabar siendo más soporífero que un discurso político a través de una pantalla de plasma. Para aguantar hay que tener un par y mi hermana lo tiene.
 
El caso es que mi hermana es un sol. Vaya donde vaya viene a verme, me trae queso, jamón o una cometa china según el momento, y, siempre, siempre, una bocanada de aire fresco casero. No es fácil. Yo no se lo digo mucho pero se lo agradezco, la verdad. Cuando ella pasa por mi casa, esté donde esté, esa casa se hace un poquito más hogar.
 
IMG_0455

¿Y tú qué quieres ser?

Cada decisión que tomas, desde qué comer a qué hacer con tu tiempo esta noche…

te convierte en quien eres mañana y el día después.

Mira a quién quieres ser y empieza a esculpir a esa persona en ti.

Palabras de Col. Chris Hadfield, animadas por Zen Pencils. El cómic entero "An Astronaut's Advice" aquí.

via IFLS

Yo quiero ser un ser humano

no un producto humano.

compartido por una amiga en facebook

Benedetti

El sur también existe

Con su ritual de acero
sus grandes chimeneas
sus sabios clandestinos
su canto de sirenas
sus cielos de neón
sus ventanas navideñas
su culto a dios padre
y de las charreteras
con sus llaves del reino
el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo
el hambre disponible
recorre el fruto amargo
de lo que otros deciden
mientras que el tiempo pasa
y pasan los desfiles
y se hacen otras cosas
que el norte no prohíbe
con su esperanza dura
el sur también existe

con sus predicadores
sus gases que envenenan
su escuela de chicago
sus dueños de la tierra
con sus trapos de lujo
y su pobre osamenta
sus defensas gastadas
sus gastos de defensa
son su gesta invasora
el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo
cada uno en su escondite
hay hombres y mujeres
que saben a qué asirse
aprovechando el sol
y también los eclipses
apartando lo inútil
y usando lo que sirve
con su fe veterana
el sur también existe

con su corno francés
y su academia sueca
su salsa americana
y sus llaves inglesas
con todos sus misiles
y sus enciclopedias
su guerra de galaxias
y su saña opulenta
con todos sus laureles
el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo
cerca de las raíces
es donde la memoria
ningún recuerdo omite
y hay quienes se desmueren
y hay quienes se desviven
y así entre todos logran
lo que era un imposible
que todo el mundo sepa
que el sur también existe.

Mario Benedetti

Bajo el agua

Este video de Kim Werner nadando tan campante con un enrome tiburón blanco me ha recordado este otro del que creo que ya os hablé hace tiempo en el que Cristina Zenato se muestra como toda una encantadora de tiburones. A cuál más alucinante…

La voz perdió la Fuerza…

Por Pancracio Peláez en twitter

Compartido @joseluissimon en twitter

vía Elpaís

Frases épicas como el Yo soy tu padre o el Sayonara baby y momentos como El ciclo de la vida en El Rey León, circulan hoy por internet en recuerdo de un hombre que solo tenía que pronunciar unas palabras para que todos nos calláramos frente al televisor o junto a la radio. Para mí siempre será el Constantino de El tiempo es oro y la desgarrada voz de Robert Kincaid diciéndole a Francesca ese No quiero necesitarte porque no puedo tenerte en Los puentes de Madison County, compitiendo con la escena de la cocina

Verle en este video de la Sexta es ahora surrealista, como si no se hubiera ido. Mi mente se niega a aceptar que ya no habrá nuevas palabras que sean pronunciadas por esas cuerdas vocales tan bien colocadas. Solo nos quedan las viejas. Por suerte, dejó muchas. A ver si esta televisión nuestra que es de todos hace un reportaje decente pronto reuniendo los mejores de tantos momentos que nos regaló este pedazo de artista.

Trabajo en Uganda

Announcement_Positions

Esto NO es un chiste.

Yo tampoco lo entiendo

No entiendo por qué cuando destruimos algo hecho por el hombre lo llamamos vandalismo pero cuando destruimos algo creado por la naturaleza lo llamamos progreso.

-Ed Begley Jr.-

The Story of Stuff Project fb

Paneles

India construye canales solares para producir energía a la vez que reduce la pérdida de agua

via IFLS

Yo quiero paneles solares sobre los canales que cruzan las estepas ibéricas…

Filosofía en facebook

Si no cambias nada, nada cambiará

The Story of Stuff Project

Todo lo que necesitas es menos

True Activist

Humor en facebook

Gandalf es poderoso porque lleva una batamanta

Humor Indignado 99%

Pepe Mújica le dijo al mundo…

Discurso de Pepe Mujica, presidente de Uruguay, en Río: (video aquí)

Autoridades presentes de todas la latitudes y organismos, muchas gracias. Muchas gracias al pueblo de Brasil y a su Sra. presidenta, Dilma Rousseff. Muchas gracias también, a la buena fe que han manifestado todos los oradores que me precedieron.
Expresamos la íntima voluntad como gobernantes de apoyar todos los acuerdos que, esta, nuestra pobre humanidad pueda suscribir.
Sin embargo, permítasenos hacer algunas preguntas en voz alta.
Toda la tarde se ha hablado del desarrollo sustentable. De sacar las inmensas masas de la pobreza.
¿Qué es lo que aletea en nuestras cabezas? ¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas?
Me hago esta pregunta: ¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar?
Más claro: ¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales? ¿Será eso posible?
¿O tendremos que darnos otro tipo de discusión?
Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo.
Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta.
¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros?
¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?
No digo nada de esto para negar la importancia de este evento. Por el contrario: el desafío que tenemos por delante es de una magnitud de carácter colosal y la gran crisis que tenemos no es ecológica, es política.
El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida.
No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental.
Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y la sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros.
Pero ese hiper consumo es el que está "agrediendo" al planeta.
Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida.
¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas!
Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso.
Estos son problemas de carácter político.
Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura.
No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”.
Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado,
"sino que tenemos que gobernar al mercado".
Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político.
Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”.
Y desea más y más.
"Esta es una clave de carácter cultural"
Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan.
Y lo voy acompañar, como gobernante.
Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo "rechinan".
Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa.
La causa es el modelo de civilización que hemos montado.
Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.
Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes.
Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo.
Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas.
Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne.
Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable.
Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas.
Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes.
¿Por qué?
Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida.
Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?
¿Solamente consumir?
Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad.
Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra,
del cuidado a los hijos, junto a los amigos. "Y tener, sí, lo elemental"
Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos.
Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama "felicidad humana".